La ciencia es femenina

Pasos decisivos desde las sombras masculinas

Hoy en día, los prejuicios contra la educación de la mujer parecen absurdos, pero alrededor de 1900 eran sin duda hechos: se consideraba que las mujeres eran superficiales por lo que el deseo de estudiar se veía como signo de histeria. Se pensaba que el cerebro de la mujer era inadecuado para estudiar y que las mujeres instruidas se convertirían en “damas masculinas”. Hoy en día la tasa femenina que es apta para acceder a estudios universitarios al aprobar los exámenes de la Matura de Austria (examen de ingreso universitario) es de un 60%.

Lise Meitner

Física (1878—1968)

Desde 1896, en Viena era posible realizar una Matura externa, un examen que habilitaba el acceso al estudio universitario. Lise Meitner aprobó éste en 1901. Después de una formación convencional como profesora de francés se doctoró en 1906 bajo tutela de Ludwig Boltzmann con un trabajo que versaba sobre “La conducción del calor en cuerpos inhomogéneos”. Después de eso fue a Berlín, donde investigó en un sótano con el químico Otto Hahn, ya que como mujer no le estaba permitido entrar al Instituto. Con el tiempo se convirtió en asistente de Max Planck, si bien él anteriormente había sostenido que “sería un error (…) admitir a las mujeres en el mundo académico”. En 1926 Lise Meitner fue nombrada profesora de Física Nuclear, si bien en 1933 se le prohibió dar clases por ser judía a pesar de las intervenciones de Max Planck. Durante su exilio mantuvo estrecho contacto con Otto Hahn, acuñó el término “Fisión Nuclear” y publicó en 1939 los cálculos acerca de la energía liberada por este proceso. Esto llevó a que la investigadora siempre pacifista fuera llamada después de la explosión de la primera bomba atómica americana en Hiroshima como “madre de la bomba atómica” y “Woman of the Year” (Mujer del año). No obstante, fue Otto Hahn quien en 1946 recibió el Premio Nobel de Química por descubrir la fisión nuclear. Lise Meitner fue nominada 47 veces al Premio Nobel, pero la distinción finalmente siempre se le negó. De todas formas fue la primera miembro mujer de la división de ciencias naturales de la Academia Austriaca de las Ciencias.

Marie Jahoda

Científica social  (1907—2001)

Marie Jahoda nació en un hogar de judíos asimilados. En 1926 comenzó con una formación como profesora de enseñanza primaria en el Instituto Pedagógico de Viena, que se había fundado recientemente, y paralelamente se inscribió en los programas de Psicología y Filosofía de la Universidad de Viena. A comienzos de los años 30 dio clases en diversas escuelas vienesas. Después de su despido por razones antisemitas, se centró en política y ciencias sociales. Adquirió  fama internacional con la publicación del estudio realizado con su marido Paul Lazarsfeld y Hans Zeisel, Die Arbeitslosen von Marienthal  (Los parados de Marienthal) (1933). Las detalladas observaciones y los sondeos de 478 familias demostraron que el desempleo a largo plazo no lleva a revoluciones, sino más bien a la resignación y a la pérdida de la autoestima. En noviembre de 1936 se denunció a Marie Jahoda, quien fue acusada de ser socialista revolucionaria y condenada a tres meses de prisión y a un año de prisión preventiva. Después de protestas internacionales masivas – el estudio de Marienthal ya se había traducido a varios idiomas y había obtenido amplia resonancia internacional – Marie Jahoda fue liberada antes de lo previsto. En un plazo de 24 horas abandonó Austria, yendo primero a Gran Bretaña y luego en 1945 a los Estados Unidos de América, donde en 1949 fue nombrada profesora de Psicología Social en la Universidad de New York. En 1958 regresó a Gran Bretaña, donde se convirtió en la primera mujer profesora de Historia de las Ciencias Sociales británicas a la que se le encomendó establecer el departamento de Psicología Social. Nunca recibió invitación para volver a Austria. 

Elise Richter

Filóloga Románica y Profesora de universidad  (1865—1943)

En 1897 Elise Richter se convirtió en la primera mujer austrohúngara en hacer el examen de egreso del Akademisches Gymnasium (Instituto de Educación Superior Secundaria) en Viena y más tarde ese mismo año se inscribió en la Universidad para estudiar Filología Románica, Lingüística General, Filología Clásica y Filología Germánica. También fue la primera mujer que, en 1907, obtuvo la habilitación de profesora en la Universidad de Viena y en consecuencia la primera Profesora extraordinaria de Universidad en Austria. Sin embargo, nunca obtendría una cátedra. Además de su actividad como profesora e investigadora, fundó en 1922 el Verband der akademischen Frauen Österreichs (Asociación de Mujeres académicas de Austria) y lo presidió hasta 1930. Publicaba con regularidad y a partir de 1928 dirigió el Instituto de Fonética de la Universidad de Viena, aunque tuvo que seguir enfrentándose a una constante resistencia y luchar por el reconocimiento incluso en ámbitos académicos. Las sanciones antisemitas tras la “Anexión” de Austria al régimen nacionalsocialista significaron en definitiva para Richter el fin de su carrera académica. Se le retiró la habilitación para dar clases y junto a su hermana Helene fue deportada en 1942 al gueto de Theresienstadt, donde las dos perderían la vida. Hoy en día se conmemoran la vida y las obras de Elise Richter con una sala del edificio principal de la Universidad de Viena, así como con el otorgamiento de un premio de la Asociación Alemana de Filólogos romanistas dedicado a su memoria.

Käthe Leichter

Socióloga y política socialdemócrata (1895—1942)

La aportación de Käthe Leichter al desarrollo del movimiento socialdemócrata nunca se podrá valorar lo suficiente. Su compromiso político y periodístico tuvo amplio alcance y se manifestó de manera oficial y luego clandestina hasta su arresto en mayo de 1938. Tras haber obtenido la admisión para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de Viena, luego de un juicio en 1914, debió pasar los exámenes finales para obtener el título en Heidelberg. Se doctoró en 1918 con honores bajo la tutela de Max Weber, tras lo cual volvió a Viena donde conoció a su futuro marido, el periodista Otto Leichter. En Viena se afilió al “Partido de Obreros Socialdemócratas” en el que sirvió entre 1919 y 1934 como vicepresidenta y responsable del trabajo formativo y de los asuntos laborales de las mujeres. En 1925 se le encargó la creación del departamento de mujeres en la Cámara de Obreros de Viena. Cuando sus actividades se declararon ilegales debido al régimen de Dollfuss, Käthe y Otto Leichter cofundaron en secreto los “Socialistas Revolucionarios de Austria”. Su actividad política obligó a la familia Leichter a  huir en 1938 a los Estados Unidos de América, pero solo su marido y dos de sus hijos lo lograron. Käthe Leichter fue arrestada y encarcelada por la Gestapo y en 1940 trasladada al Campo de Concentración de mujeres Ravensbrück. Dos años más tarde murió. Fue víctima del programa nacionalsocialista de eutanasia en la institución psiquiátrica Bernburg/Saale

Lise Meitner
Marie Jahoda
Elise Richter
Elise Richter
Käthe Leichter
Käthe Leichter

Surgimiento y afán de libertad

La principal tarea de las mujeres burguesas en el año 1800 era mantener la comodidad en el ámbito familiar; la influencia de…

El boom del corsé

Durante el siglo XIX se produjo una notable transformación de la relación entre los sexos. El cambio de estilo en la vestimenta durante este periodo puede interpretarse como una alegoría de lo que esto significó para las mujeres…

No solo musas

Durante siglos se vetó a las mujeres la posibilidad de ser artistas. La razón oficial era que en las academias de arte se aprendía a dibujar a partir de modelos desnudos, lo que se consideraba demasiado para una mujer…

La lucha por el acceso a la educación

Con el establecimiento de la educación obligatoria por María Teresa en 1774, la educación dejó de ser un privilegio exclusivo para las clases sociales más altas. Sin embargo…

La ciencia es femenina

Hoy en día, los prejuicios contra la educación de la mujer parecen absurdos, pero alrededor de 1900 eran sin duda hechos: se consideraba que las mujeres eran superficiales…

El camino hacia la vida pública y la política

Hasta principios del siglo XX, las mujeres estaban excluidas de la esfera política pública. No podían ser miembro de asociaciones políticas…

Por la humanidad y en contra de la guerra

Durante los años 30 se seguía considerando a las mujeres como naive, sin formación política e inofensivas, un hecho que a veces les permitía lograr más metas que los hombres…

Después de la Segunda Guerra Mundial

Tras la liberación de Austria por los aliados, las Trümmerfrauen (mujeres de los escombros), si bien muchas veces se idealizó su rol…

Mi propósito: ¡llegar!

A partir de la segunda mitad del siglo XX, las mujeres austriacas se hicieron cada vez más visibles en el discurso público…

Una nueva autoconfianza

Los enormes méritos de escritoras, músicas, pintoras y muchas otras mujeres avergüenzan a todos aquellos que todavía niegan…